Nuestros pastores

Nuestros Pastores

Nuestros Pastores
José Luis Malnis
Pastor | Escritor

Licenciado en teología, nacido en Córdoba, Argentina el 4 de Marzo de 1962

Gretel Benedetto de Malnis
Pastora

Licenciada en consejería familiar, nacida en Argentina el 13 de Agosto de 1969

 

A veces sucede que las mismas palabras que honran a Dios tienen un efecto desalentador sobre otras personas.

Estuve meditando sobre esto y me refiero a que muy a menudo nosotros testificamos de lo que Dios hace en nuestras vidas o de cómo nos ha bendecido y esto es verdaderamente motivante para quién relata como para quién escucha. Pero otras veces pasa que alguien que se encuentra en una situación difícil, el escuchar que Dios obra en la vida de otros y no en la suya propia puede llegar a ser contraproducente.

Cuantas veces he escuchado que alguien me dice: “Dios ayuda a todos menos a mí!”
Me pregunté entonces de qué manera podemos nosotros, sin dejar de alabar a Dios por su ayuda, bendecir a estas personas que está pasando dificultades y duros momentos?

Recuerdo la situación de una familia que había tenido una tremenda pérdida luego de una larga y difícil prueba, en donde se había orado a Dios con fe pero la respuesta de Dios fue positiva.
¿Cómo podía hablar con ellos de fe, que fue lo que falló? Faltó acaso la fe para la obra de Dios o fue otra cosa?

La gran pregunta: ¿Por qué Dios responde a unos con un sí y a otros con no? Donde están los errores, si es que los hay?

Mi conclusión:


Es verdad que no podemos ser eternos físicamente y nunca lo seremos en este cuerpo.

Creo que en este cuerpo y en esta vida permanecemos para cumplir una misión en el mundo que en realidad no depende de nuestra edad. Estoy convencido que nacemos para conocer y reconciliarnos con Dios por medio de Jesucristo (Hechos 17:26) y cumplir la misión que se nos ha encomendado (Efesios 2:10). A ésta misión la cumplimos tanto adultos como niños, vivimos exactamente el tiempo establecido.

Creo que este mundo es un lugar donde pasamos la prueba de calidad en lo que somos.

Si hoy vivimos y mañana morimos no significa que Dios nos ha abandonado y digo esto porque felizmente no todo termina en la tierra, no al menos para aquellos que tienen una esperanza en Cristo Jesús.

Mañana es Navidad y muchos abriremos nuestros regalos felices y sonriendo, divirtiéndonos y gozando, otros en cambio no podrán sonreír, por lo que fuese, pero tanto para uno como para el otro les digo:

Dios no nos abandona en el mundo, sino que Él nos pone en la tierra de camino al cielo, y es fiel a su promesa:

“Yo (dice Jesús) estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

(Mateo 28:20)

Deseo a todas aquellas personas que están pasando una Navidad con tristeza y dolor que Dios consuele sus corazones y puedan no comprender sino confiar en los caminos de Dios en su soberanía escoge para cada persona, y ese consuelo llegará porque es promesa suya.

A los que están hoy felices disfruten de todo lo que Dios en su bondad les regala hoy.

Hoy es el día más importante de tu vida.

Pastor José Luis Malnis

Contáctanos

- Like us -

 

Facebook

 

Artículos