En que creemos

  • Creemos en la existencia eterna de un Dios, creador y sustentador del universo, eternamente existente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo teniendo cada uno los mismos atributos de Dios, iguales en poder y gloria.

 

  • Creemos en la Palabra de Dios (La Biblia) como la única regla de fe y conducta. Es importante resaltar que toda doctrina se debe evaluar a la luz de la Biblia. Creemos en la inspiración divina de La Palabra y en su función básica de enseñar y corregir. Creemos en la Biblia como fuente de nuevas posibilidades pues esta tiene la virtud de ser dinámica: Dios siempre tiene algo nuevo que revelar a través de ella.

 

  • Proclamamos y vivimos la libertad de conciencia; el derecho de cada creyente en ejercer juicio propio y expresar su opinión. Esta libertad se ejerce con respeto, responsabilidad y tolerancia (Juan 8:32). Además defendemos la libertad religiosa como fundamento de esta libertad de conciencia. Colaboramos con otros grupos cristianos genuinos para la efectividad de nuestro ministerio y testimonio.

 

  • Creemos que Dios da dones espirituales a todos los creyentes para la edificación del cuerpo de Cristo. (Puedes acceder AQUI y AQUI para una mayor amplitud en este tema).

 

  • Creemos en la separación de Iglesia y Estado. Creemos que el estado no tiene autoridad para interferir con las creencias religiosas y prácticas de personas y congregaciones. De la misma manera, creemos en la responsabilidad civil y jurídica de cada creyente ante las instituciones del estado (Hechos 5:25-29, Mateo 22:15-22).

 

  • Creemos en el sacerdocio universal de cada creyente; esto es, todos somos llamados a testificar las buenas nuevas de salvación. Además sólo Cristo tiene la autoridad de perdonar nuestros pecados y nos permite ir ante la presencia de Dios sin intermediarios (1 Timoteo 2:4-5). Este sacerdocio nos inspira a mantenernos limpios y responsables por los hermanos creyentes y no creyentes. Creemos en la santificación donde el creyente recibe la presencia del Espíritu Santo al creer en Jesús como Salvador. El Espíritu Santo lo llenará, lo transformará, cambiará su carácter y le dará dones para que sea útil en la Iglesia.

 

  • Creemos en el gobierno congregacional y la participación plena de cada creyente en todas las decisiones que se toman. Somos una comunidad de creyentes que de acuerdo a su conciencia discierne los propósitos de Dios en la comunidad de la cual forma parte. Creemos en una autonomía que abre espacio para escuchar, consultar, aprender y compartir. Afirmamos autonomía sólo para propiciar creatividad, imaginación, desarrollo y crecimiento. Por otra parte mantenemos una interdependencia que estimulan las relaciones de asociación y colaboración.

 

  • Creemos en la práctica del bautismo de creyentes por inmersión como fue ordenado por el mismo Señor Jesucristo en la gran comisión (Mateo 28:19-20). Creemos en el bautismo como una señal externa que demuestra nuestra fe y lo que el Señor ha hecho en nosotros. El bautismo es la evidencia de nuestra obediencia al Señor y nuestro amor a El. También creemos en la práctica de la Santa Cena como una ordenanza donde recordamos el sacrificio hecho por Jesús en favor de la humanidad (Lucas 22:7-23).

 

  • Creemos en una visión y compromiso misionero de llevar las nuevas de salvación a todas las naciones y a toda criatura (Mateo 28:19).

Contáctanos

- Like us -

 

Facebook

 

Artículos

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe nuestras noticias y boletines directamente en tu email.